jueves, 27 de noviembre de 2008

JOSÉ ANTONIO ENCINAS “MAESTRO DE MAESTRO”


AUTOR: Juvenal Flores Quispe

INTRODUCCIÓN:

El presente artículo se elaboró para resaltar la labor que el educador José Antonio Encinas realizó planteando propuestas a favor de la educación, realizando así un aporte muy importante a la educación peruana.
Manuel José Antonio Encinas Franco, fue un hombre que ha hecho de la educación un postulado y de su pensamiento una acción. Por eso es importante situarla en el contexto de su tiempo como un humanista de gran sensibilidad, que no se mantuvo indiferente a las concepciones predominantes de su época, sino que se proyectó más allá de su tiempo, como educador lúcido.La razón de este trabajo se justifica, por cuanto Encinas, hoy es considerado, como uno de los pocos hombres peruanos, que como educador ha llegado conciliar la posición política del líder social y visionario, que consideró “que el maestro debe ser político por natural derecho desde el punto de vista de su actitud” donde sin hipotecar su conciencia participa en beneficio de la educación. Un educador que considera a los maestros como agentes de cambio con visión y no simplemente, un peón dentro del engranaje de la educación de una nación.A Encinas le interesaba de los niños, más que enseñarles las materias de un curso, es formarlos como personas. La enseñanza para él, emerge de la percepción que recibe del entorno, donde el profesor juega un rol importante; donde observar es una forma de enseñanza que desarrolla su intelecto ligado a la percepción y la autoestima del alumno con el mundoEn los cuatro años, que estuvo a cargo como director de la Escuela 881, no aplicó lo que aprendió de la teoría recibida en la Escuela Normal, sino una acción pionera resultado personal, del espíritu magisterial de Encinas; inédito hecho, que correspondía a un maestro auténtico y coherente con sus ideas y hechos; y, que para realizar esta acción en la Escuela, diagnosticó la realidad del ambiente natural en que se desenvolvía la acción educativa, dándole orientación social a su quehacer educativo.Definitivamente Encinas conoce la naturaleza infantil para educar en razón de su realidad biosíco – social, para esto promueve los principios de libertad, organiza una escuela funcional orientada al trabajo, de contacto directo con las ciencias naturales y sociales y con la historia actual.

RESUMEN:

Una vida dedicada a la educación, al indio y al pueblo es quizá la mínima idea que trasluce el itinerario vital del gran educador peruano José Antonio Encinas, quien naciera un 30 de mayo de 1888 en la ciudad de Puno. Sus padres fueron don Mariano Encinas Y doña Matilde Franco.
Encinas fue un hombre crítico de los programas formulados por el ministerio de educación, por ser obsoletos en su tiempo y no estar de acuerdo con las nuevas corrientes pedagógicas, propuso contenidos educativos inéditos que debían posibilitar una adecuada formación del alumno como ser funcional para su sociedad.
Afirmaba que “las materias no deben ser reunidas para responder a una artificial división administrativa de la escuela: han girado en torno de problemas relacionados con la vida social”.
Que las organizaciones sociales deben desarrollarse dentro de las prácticas morales y las virtudes cívicas. En este sentido, las influencias de pedagogos de la escuela nueva en su obra educativa tienen importancia capital. Sostuvo que la música y la educación física deben ser actividades d e la vida escolar y que por lo tanto había que considerarlas en la formación de los maestros como en los programas escolares.
Su preocupación fue el educando, el eje central y protagonista principal de la educación. Donde había que conocer al niño desde todas las perspectivas, ya que “El niño –como dice él- Trae consigo el proceso de la raza, la historia de una familia, la influencia de una sociedad, por eso el maestro tenía que comprender al niño, para cuyo efecto tiene que conocer su historia”.
De hecho Encinas fue un maestro auténtico, que sentía por los niños una verdadera ternura y genuina fascinación; donde los niños veían en él un protector, un libertador; el niño o joven era lo más puro y sagrado, dignos de nuestra pacienciaSólo a través de un estudio integral del niño se puede conocer la “conducta” decía él. La rebeldía de un niño no es mala conducta, mucho menos sus dificultades para aprender, afirma Encinas.El niño no debe ser un receptáculo memorístico, que agoniza sobre los libros, debatiéndose para memorizar, sino es aquel, que ha recibido de la naturaleza, de su entorno para expresarla y vivirla.En cuanto a la formación del maestro, decía que debía ser capacitado para que se encuentre apto para enseñar, sostenía además que la formación del maestro es un problema que no había sido abordado. El maestro debía ser al mismo tiempo maestro, educador y pedagogo. Decía que el maestro ocupaba dentro de la educación “El más alto cargo que un ciudadano puede desempeñar en una democracia es el de maestro de escuela” como señala en su principal libro: “Un ensayo de la Escuela Nueva en el Perú”.Respecto a la familia, decía Encinas que: “la presencia de los padres de familia en la escuela comúnmente se limita al acto formal de la matrícula o en los casos de irregularidad de conducta de los niños, muchas veces para agravar la situación del niño, porque en esos casos fortuitos los padres se limitan a pedir castigo... No se debeponer al azar el futuro educativo de los niños. El acto educativo debe ser un acto rigurosamente sistemático”En este caso, el estado, el hogar, la escuela y la sociedad deben participar en el proceso educativo de los niños. Por lo tanto, el maestro, tiene la responsabilidad de conocer el contexto del niño que educa. Su critica al Estado fue insistente en defensa de la educación del niño. Sostenía que el Estado no sólo debe proveer al niño una educación formalmente pedagógica, sino que les debe proporcionar alimentación, vestido y vivienda.José Antonio Encinas consideró, entre los medios educativos de su propuesta educativa, los siguientes:- El aula, que debe ser un “amplio anfiteatro donde el maestro analiza y estudia el espíritu del niño y dosifica la cantidad de conocimientos, en proporción a los valores mentales”.- Sostenía que estos recursos debían permitir al niño investigar, hacer ciencia, satisfacer su curiosidad innata.- Propuso una escuela laboratorio donde se analice “la conciencia humana”, con libertad política y académica- Propuso la “Escuela del trabajo” en el Perú, la misma que en consecuencia de un conocimiento profundo de las necesidades del país y que por lo tanto debiera ser privilegiada.- Encinas afirmaba que la escuela debe ir hacia el pueblo confundirse con sus necesidades y aspiraciones.La propuesta educativa de José Antonio Encinas, constituye el reflejo de una visión amplia de la realidad educativa, no solo nacional sino mundial, pues trazó lineamientos básicos de educación, en el respeto por la idiosincrasia del poblador, además de un profundo conocimiento profundo y respeto por el niño; donde debía reinvindicarse los derechos del niño marginado.Manifestó que la Reforma educativa se puede hacer con la calidad de los maestros del Perú, sin necesidad de traer ideas ajenas, que no se adecuan a nuestra realidad. Elevó el nivel de importancia que debe tener el maestro en la sociedad, que es un ser privilegiado, que cumple un rol social. Que además de ser un teórico de la educación, debe ser esencialmente un maestro que evidencia sus conocimientos en el quehacer educativo diario.José Antonio Encinas, nos deja: “Un Ensayo de Escuela Nueva en el Perú”, en el que propone que la educación peruana en su integridad, debe trazar los lineamientos generales de una política educativa acorde al avance científico y tecnológico, tomando como base el conocimiento del niño y de la realidad socio – económica, cultural y política de país. Y es así que, finalizando la introducción, como el mismo Encinas dijera “La escuela no puede preparar siervos” sino, pensamiento y acción para la vida.Habría que retomar el pensamiento pedagógico de Encinas, en estos tiempos, donde los modelos educativos, la concepción o la filosofía de la educación que ha alumbrado el desarrollo educativo de nuestro país, siempre ha sido foráneo. Habría que hacer lo que hizo Encinas asimilar, pero forjar un pensamiento educativo genuino para el Perú del presente y del mañana.
MATERIALES:
Los materiales utilizados en la elaboración de este artículo fueron libros y páginas web:
Grandes pensadores Peruanos
http://hablamaestro.blogspot.com/2006/06/postulados-pedaggicos-del-maestro-jose.html
http://elprofepedro.blogspot.com/2008/03/jos-antonio-del-maestro-jose.html

DISCUSION:
José Antonio Encinas planteo propuestas educativas para el bien de la educación peruana como:

Ø Diagnosticar la realidad del ambiente natural en que se desenvuelve la acción educativa dándole orientación social al quehacer educativo.Conocer la naturaleza infantil para educar en razón de su realidad biosico – social.
Ø Promover en los alumnos los principios de libertad, de criticidad y la participación activa de los agentes educativos en la educación, haciéndola democrática.
Ø Organizar una escuela funcional orientada al trabajo, que permita desarrollar la capacidad de observación, de raciocinio, de juzgar y de someter al análisis todo género de fenómenos para sacudirse de la injusticia y la falacia.
Ø Desarrollar una enseñanza orientada al contacto directo con las ciencias naturales y sociales como ejes de la formación espiritual y de la comprensión de la realidad.
Ø Ligar la educación con la historia y hacer participar al educando en la formación de la conciencia cívica. Hacer una educación humanista, respetando las peculiaridades del poblador y orientando la educación no sólo a la práctica de los instrumentos del saber teórico y práctico sino al desarrollo económico, político y social.


Web-blogràfica y bibliografìa: